El General Antonio

10315-fotografia-g

Por Norges C. Rodriguez Almiñan

Por estos días me encuentro sumergido en la lectura de dos textos, el primero una biografía del Titán de Bronce que escribiera magistralmente Raúl Aparicio: “Hombradía de Antonio Maceo y el segundo, que llegó hace poco a mis manos”, es la novela de Leonardo Padura: “El hombre que amaba a los perros”.

Cercano como está todavía, el aniversario del natalicio del Titán de Bronce se impone entonces que el post de hoy se lo dedique a él. Sin desdeñar en un futuro cercano un análisis del volumen del premio nacional de Literatura.

El texto de Aparicio muestra a un Maceo diferente al que conocía hasta ahora, el Maceo de Aparicio, es más humano, más cercano, mas de carne y hueso, quizás tenga mucho que ver con la manera en la que el autor narra con matices novelados la vida de este gran hombre.

Un aspecto importante que descubre el texto, es la educación que recibió Antonio de sus padres, basada en principios éticos y morales que construyeron su carácter y que lo llevaron a él, con solo 23 años, y a toda la familia, a salir a la manigua, dos días después que Carlos Manuel de Céspedes iniciara la contienda en La Damajagua.

Fueron estos mismos principios que hicieron que Maceo protestara ante un pacto que muchos aceptaron por cansancio y por dadivas monetarias y fue en Baraguá donde engrandece, donde después de recibir con todo respeto y educación al militar español Martínez Campos expresa:

Los orientales no estamos de acuerdo con lo pactado en el Zajón no creemos que las condiciones allí estipuladas, que, entre paréntesis, no he llegado a comprender, justifiquen la rendición después del rudo batallar por una idea durante diez años, y puesto que lo que usted pretende es conceder otro tanto a oriente, deseo evitarle la molestia de que continúe sus explicaciones porque aquí no se aceptan ”.

Antonio Maceo, 15 de Marzo de 1878.

maceo1Protesta de Baraguá

Raul Aparicio en su texto describe el momento así :

(…) Antonio tiene 33 años. Es el momento de su gran desobediencia este de Baragua. Desobediencia a lo que han acordado los señores de Camagüey, y el propio Gómez, sus mayores en jerarquía social cultural y de edad. Hasta ahora no obstante la variedad de acontecimientos en que ha participado, no ha hecho más que obedecer. Ha obedecido a normas del orden militar revolucionario. Hoy se rebela para darse su propia norma, ha crecido por dentro está seguro (…)

Hombradía De Antonio Maceo Raúl Aparicio.

En sus años de exilio por tierras centroamericanas específicamente en la Honduras de 1894, el gobierno local que había recibido a Maceo en calidad de héroe, pretende sacar victorioso su candidato en las elecciones presidenciales, para ello persiguen a los partidos políticos que se le oponen y pretenden que Maceo ponga su prestigio al servicio de ese objetivo. Pero nuevamente los principios ganan y el General no acepta el apoyo a una conducta antidemocrática, esto trae como consecuencia la pérdida de apoyo del gobierno, consecuencia que conocía el mambí de antemano.

Al general Antonio también lo acompañaron sentimientos latinoamericanistas, fue en Centroamérica en la preparación de la contienda del 95, donde conoció a muchos revolucionarios de otras naciones latinoamericanas, que se encontraban en el exilio, porque sus países se encontraban gobernados por tiranías. Y es que siente Antonio que después de cumplir su deber primario de liberar a Cuba, debía cumplir con el de liberar del subcontinente todo vestigio de tiranía.

En Santiago de Cuba, ciudad a la que llega Maceo después que las autoridades españolas le permitieran la entrada al país nuevamente, se reúne en un banquete que en su honor se organiza en el Hotel La Venus. Era un momento en que debido a una política arancelaria de Estados Unidos, una porción de la alta burguesía cubana se encontraba más ligada a los vecinos norteños que a España, por lo que había una fuerte tendencia en este grupo al anexionismo, tendencia que se había extendido y que había llegado a los círculos más cercanos a Maceo.

Hotel Venus, StgoHotel Venus

En dicho banquete uno de los asistentes opina:

Cuba, por fuerza de las circunstancias, llegara fatalmente a ser una estrella más en la constelación norteamericana

A lo que responde Maceo con firmeza:

Creo joven, aunque no parece imposible, que ese sería el único caso en que , tal vez estaría yo al lado … de los españoles.

Mi generación esta mucho más lejos de estos hombres que la de mis padres y abuelos y la referencia que tenemos de ellos, es solo la que recibimos de la enseñanza de la historia y que se resume a las frías y mecánicas “valoraciones de figuras históricas” que orientan para los exámenes y que algunos aprenden de memoria, o los “demuestra con tres elementos” la “significación histórica” de determinado hecho, etc.

Y es que pocas veces se enseña la historia generando motivación y saliendo de los cánones del “plan de clase”, se asume como una tarea con la que se cumple y se evalúa a veces como otras asignaturas, con pasos lógicos, con parámetros, por lo que muchas veces no logramos sentir la historia nacional como nuestra, la identificación con esos hombres y mujeres se nos hace difícil, los vemos lejanos y creemos que no podemos nosotros, como ellos, ser protagonista de nuestra historia.

Los cubanos de hoy necesitamos parecernos a estos hombres y mujeres, los momentos que vivimos así lo exigen, necesitamos redefinir nuestra escala de valores y defender en lo que creemos sin importar los “problemas” que esto pueda traernos, sin temer a perder comodidades y beneficios materiales.

Más de Diez años a la intemperie y en peligro de perder la vida no es un sacrificio pequeño. Pensemos entonces en eso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s