Celia Cruz y las dos orillas.

Deben estar en una nube ahí, Compay tocando, Celia cantando… ojalá sea asi

Silvio Rodríguez.

 

Yo siempre escuche hablar de la otra orilla

Envuelta en una nube de misterio

Allí mis tíos eran en colores

Y aquí sencillamente en blanco y negro

Frank Delgado, La otra orilla.

cruz3

Por estos días se conmemora el 10 aniversario de la desaparición física de Celia Cruz, pero más importante que el aniversario mismo, resulta la vía por la que recibimos los cubanos la noticia. El canal multinacional Telesur, que ahora disfrutamos en vivo, daba detalles de su obra musical, sus siete premios Grammy y su estrella en la Avenida de la Fama de Hollywood.

paseo-de-la-fama Paseo de la fama de Hollywood

Hoy nuestro pueblo se mueve entre el escepticismo y el asombro ante los cambios económicos, sociales y políticos, (si, también políticos) por los que atraviesa nuestra sociedad y comprobamos como lo que hace unos años resultaba sacrílego, comienza a convertirse en rutina, a pesar de alguna que otra resistencia.

La cultura ha sido uno de los ámbitos de la sociedad que más ha sufrido con un conflicto de más de medio siglo, en el cual tanto en una orilla como la otra del estrecho de la Florida, se trato de silenciar lo que se creaba en la orilla contraria.

Ejemplos hay muchos: de este lado el intento de “silenciar” pasó por la misma Celia Cruz quien se radica en Estados Unidos a principios de los 60, y llego hasta Amaury Gutiérrez quien lo hiciera en fecha más reciente. Del lado de allá del mencionado estrecho también hubo intentos (utilizo este término porque al final todo quedó en la intención, los pueblos de ambos lados siempre disfrutaron de la obra de sus artistas por vías alternativas) de silenciar artistas que habían decidido quedarse en la Isla, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Juan Formell, con obras que bien pudieron alcanzar premios importantes en aquel país, sufrieron de esta intolerancia por mucho tiempo.

silvio-rodriguez-Silvio Rodríguez

Hoy las dos orillas cambian de manera sustancial y desfilan por escenarios norteños artistas radicados en la isla, incluso con cobertura de medios locales que han sido tradicionalmente hostiles con estos acercamientos.

Del lado de acá también hemos recibido, aunque sin tanta cobertura mediática (ojalá y el recién concluido congreso de la UPEC ayude a que esto cambie), a cubanos artistas que se han radicado en Estados Unidos, sobre todo los que lo han hecho en etapas más recientes, y que comparten con los que residen acá. El caso más conocido ha sido la vista en dos ocasiones de Issac Delgado, quien en un primer viaje grabara un video clip con el grupo de regueton Gente de Zona y en otra visita compartiera escenario con Silvio Rodríguez.

a83a3ea493b3b815431a57c9d08200c4992a15c9 Issac Delgado y Silvio Rodríguez

issac_delgado_ft_gente_de_zona_-_somos_cuba_290

Issac Delgado y Gente de Zona

Es cierto que todavía falta mucho por hacer en este sentido, pero lo avanzado no ha sido poco, yo espero poder ver (y quisiera que mis padres también) a los Van Van, a Buena Fe o Silvio Rodríguez vender sus discos en el mercado norteamericano sin que ninguna ley del bloque/embargo lo impidan y que puedan además cobrar oficialmente por sus presentaciones allá.

chucho-valdes-en-cuba-03 sandoval1

       Chucho Valdez                                              Arturo Sandoval

También disfrutaría mucho que se reunieran en La Habana (sería bueno también una gira nacional) Arturo Sandoval y Paquito de Rivera formando parte de una orquesta que de este lado integraran Chucho Valdés, José Luis Cortes, Germán Velazco y otros ex – integrantes de ese monstruo de la música cubana que fue y es Irakere.

Quizás sea demasiado optimista, pero hago una apuesta por que suceda y espero ganarla.

Anuncios