Vanvanero

Te va a coger eso que anda

Es un fiebre por bailar con Los Van Van.

Eso que anda.

Soy Arere, soy conciencia, soy Orula

Soy los tambores de Batá,

Soy la clave, soy el quinto y el tres dos

Yo soy Van Van yo soy Cuba

Soy todo

clip_image002

En 1993 Los Van Van participaron en una de las ediciones del Festival de Son que se celebraba por aquella fecha en la ciudad de Santiago de Cuba. En esa ocasión ofrecieron más de un concierto, pero el que tuvo lugar en el “Anfiteatro Mariana Grajales” de esta ciudad fue especial, no porque fuera la primera vez que la popular orquesta visitaba esta urbe, ni porque vinieran a estrenar un nuevo disco, formato o cantante, aquella presentación fue diferente porque que era la primera vez que este bloguero los veía en vivo. En 1993 yo acaba de cumplir 5 años y los recuerdos que uno conserva de edades tan tempranas son casi siempre difusos, pero según los especialistas en el tema, la memoria suele guardar eventos muy significativos de esa etapa y teniendo en cuenta la claridad con que recuerdo el momento este era sin dudas uno de esos importantes eventos.

Aquel concierto fue solo el principio de una larga historia con la emblemática agrupación musical sobre todo condicionada por ser yo, como la mayoría de los jóvenes de mi generación, hijo de padres que entraron a la adolescencia en la misma etapa en la que Juan Formell irrumpía en la escena musical cubana con una propuesta diferente que mezclaba lo mas autóctono de la música cubana tradicional, con sonoridades internacionales que llegaban con fuerza a Cuba por aquella época. Crecí escuchando Yuya Martínez, “El Martes”, “Marilú ”, “Chirin Chiran” y La Candela” y las fiestas de casa todavía terminan bailando un Guaguancó que va “De la habana a matanzas” o implorándole a “Orula” que nos ampare desde un poema musicalizado  de Eloy Machado.

Formell como buen cronista, me contó a través de sus temas la historia de dos jóvenes enamorados que “exprimían” un fin de semana en “La Habana Joven[ ” para regresar el lunes la “escuela en el campo” en la que estudiaban. Conocí de tiempos en los que nuestro deporte nacional se jugaba “Con el bate de alumino”, de cómo no es un fenómeno nuevo la densidad demográfica de una “Habana que no aguanta más”., o de las diferentes manera en las que las reformas económicas de los años 90 del siglo XX pusieron a muchos cubanos a buscarse “Un Socio pa’ su negocio”.

En 1969 la influencia de ritmos norteamericanos y de la música de Los Beatles aportadas por Formell, junto a las importantes contribuciones que desde la Rumba, la Guaracha y el Son cubano hicieran Cesar Pedroso (Pupy) en el piano y José Luis Quintana (Changuito) en la percusión crearon un fenómeno que cambió el panorama de la música cubana. En 2014 “El Tren” cumple 45 años y sigue poniendo a bailar a este país como el primer día, y es que cuando “La Maquinaria”enciende sus motores son muy pocos los que pueden aguantarse ante tanto derroche de sabor criollo.

Van Van se ha convertido en un símbolo de cubanía con el que se identifican en mayor o menor medida cubanos de diferentes estratos sociales, de los más disímiles colores cutáneos o políticos y de cualquier orilla de nuestra nacionalidad, yo también soy de esos cubanos, soy de de los que tiene la discografía completa y espera ansioso el último disco, a mí también me cuesta, pero mucho, quedarme inmóvil cuando suenan los primeros acordes de alguno de sus temas y con orgullo a todo el que pregunta le digo que sí, que soy Vanvanero.

Anuncios

2 comentarios en “Vanvanero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s