Limones, cañandonga y la primavera cubana

Por: Norges C. Rodríguez Almiñán.

Cassia_grandis_fruit (1)

En Cuba no hay estaciones, lo mismo llueve en diciembre que en agosto y los termómetros marcan más de 30 grados Celsius en julio como en enero. Los arboles florecen cuando le parecen, creo yo, la mata de cañandoga de mi casa lo hace en noviembre o diciembre y para mayo ya nos hemos comido o regalado a los amigos casi todos sus frutos. A pesar de eso tenemos una tendencia de importar conceptos, modas, modos, creo que tienen mucho que ver con todo este fenómeno de la globalización que no es de ahora, creo que el culpable fue Colón (Cristobal).
Las estaciones del año a la usanza de otras latitudes más templadas se han importando entonces hacia estas tropicales zonas.

Bueno basta ya de vueltas, verborrea y muela introductoria, a lo que iba: yo no creo en primaveras inducidas, nadie puede influir para que suceda un episodio de tanto lirismo, ese de arboles retoñando después de quedar sin follaje o de botones que brotan y llenan el campo de olores, colores… (a veces me entra una babosería …)

Pero están los detestables inviernos autoritarios, esos que pretenden eternizarse con actitud arrogante y estúpida a la vez. La primavera llegará de todas maneras eso lo debe saber el invierno, ¡hello invierno! , ¿te enteras ? (ahora se usa eso de hello, imagino que también por la globalización). Pues si amigo Invierno aunque todo esté totalmente congelado llegará la primavera y luego el verano y el otoño y nuevamente el invierno, es la ley de la vida, un ciclo.

Yo no creo en primaveras inducidas y menos en Cuba, aquí que entran dos o tres frentes fríos, inundan el litoral habanero y en Santiago de Cuba el calor como si nada. Pero incluso aquí hay ciclos, lluvia- sequia, calor insoportable-frente frió, hay que respetarlos (los ciclos). Temporada ciclónica de junio a diciembre ¿alguien se atreve a no respetar esos ciclos? No hacerlo puede ser catastrófico, fatal.

Limón-persa2

Mi mata de cañadonga perdió las hojas en marzo y retoñaron en mayo. Cuando pasó aquel ciclón por acá se quedó sin hojas, sin ramas, pensé que moriría pero retoñó, tiene nuevas ramas más fuertes, en ese periodo sin hojas dejaba pasar el sol, y los rayos ayudaron a crecer a una nueva, de limón.

Nada que yo no creo en primaveras inducidas, pero mi mata de cañandonga ha cambiado mucho y en el patio ahora tenemos un limonero

Anuncios

Un comentario en “Limones, cañandonga y la primavera cubana

  1. Wuao me encanto tu narration los cubanos son muy sensatos y pícaros
    , no veo el día que todos tengan internet sería una explosión de cubaneria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s