Discrepar… y un largo etcétera

Por: Norges C. Rodríguez Almiñán

El colega Harold Cárdenas ha publicado un interesante artículo en El Toque. Lo he leído y he dejado algunos comentarios en Facebook que quiero compartir con los lectores de este blog:

Harold ¿sabes algo?

Siempre que puedo te leo, pero muchas veces me quedo con ganas de que digas mas. En ocasiones he notado que en algunos de tus escritos haces malabares para no “resbalar” sobre el “filo de la navaja” (espero que algún día desaparezca la navaja). Pero no hay problemas con eso. En mayor o menor medida todos nos convertimos de vez en cuando en malabaristas.

Te escribo esto para decirte que me ha gustado bastante este trabajo. Usas términos que creo necesitamos comenzar a utilizar: “erario público” “funcionarios públicos”, “servidores del pueblo” (hay otros como “dirigentes partidistas” que me gustaría desaparecieran. No por nada personal, es que lo público suena más democrático y es más dado a la auditoria. Tampoco me gusta eso de “trabajo político ideológico” pero bueno …). Debemos usarlos y exigir la necesaria rendición de cuenta, la declaración de patrimonio y auditorias. Es necesidad imperiosa para la Cuba actual y para la que se nos avecina.

Resulta poco serio, por ejemplo, que en las sesiones del Parlamento Cubano Marino Murillo -alguien me ha recomendado usar a Murillo como ejemplo por aquello del “filo de la navaja”- diserte sobre la Resolución 17 (que entre otras cosas establece un salario mínimo de 225 MN y vincula el incremento de los salarios a una productividad que depende, entre otras cosas, de un mercado mayorista desabastecido) o con un tono, a ratos, déspota recomiende la eliminación de “gratuidades”, y que luego pase sus vacaciones en el Hotel Pesquero, mientras que sus conciudadanos que ganan 225 MN al mes se les va ese dinero en electricidad, gas, ¿comida? y en verano se quedan a ver la TV.

Por otro lado me gustaría saber de dónde sale el dinero que financia, vestidos de lujo, viajes al extranjero y automóviles costosos que no venden en las concesionarias estatales (no quiero imaginar los precios que tendrían) y que sin embargo circulan por las calles habaneras conducidos por “hijitos de papá”

Del artículo no me queda claro si realmente somos el país que más ha luchado por el socialismo. ¿Socialismo? ¿Tú crees?

Lo de “en boca de personas opuestas a la Revolución” y “ser nosotros los primeros en señalarlos” me remite a una separación o atrincheramiento que no considero apropiados para los nuevos caminos que debe recorrer nuestra sociedad. Yo pienso que no hay “ellos” y “nosotros”. Me parece que “Nosotros” somos todos. Seria bonito que desapareciera lo de “revolucionarios” y “contrarrevolucionarios” y que nos quedáramos con CIUDADANOS. De manera que quepamos todos. ¿Quién determina quién es o no “revolucionario”? Es complicado ¿verdad? (y me recuerda a Saavedra con su detector de ideologías). Sin embargo lo de “ciudadano” se adquiere por nacimiento. Resulta pues más fácil, más humano, más Martiano.

Me parece que la práctica de criticar y cuestionar al gobierno, acompañada luego de un discurso “revolucionario” debe ir desapareciendo. El hecho de ser ciudadanos nos otorga ese derecho sin necesidad de validarlo de otra manera. Pero eso es lo que a mí me parece, lo que yo creo.

Otra cosa, comentas sobre ministerios en ventajas luego de las “gratuidades” eliminadas. A mí me gustaría que los ministerios “privilegiados” fueran el MINED y el MINSAP. Unos porque salvan vidas y los otros porque crean futuro para el país.

Me gustó el artículo asere, ya te lo decía más arriba. Pero hay que debatir, dialogar, discrepar … y un largo etcétera.

Anuncios

4 comentarios en “Discrepar… y un largo etcétera

  1. Norges: ¡Como Kindelán en los tiempos en que tu Santiago era la aplanadora: jonrón con bases llenas, mi chama! Eso sí: la navaja existe y no la van a cerrar ni retirar por voluntad propia y buena fe. Entonces, prepárate para pagar el precio que te pueden hacer pagar. Mi respeto para ti.

    Armando León Viera

    Enviado de Samsung Mobile

    • Amigo armando:
      Gracias por esa comparación. Pero yo no me paro en la caja de bateo a buscar el cuadrangular, solo hago swing cuando creo que hace falta y le pongo pasión, ajajajajj. A Kindelán lo admiro un montón, también al “Capitán de Capitanes” que ahora vive un poco más lejos, pero sigue cerca.
      En cuanto a la navaja te digo que si continuemos temiendo a que nos corte, seguirá abierta y haciendo daño. He incorporado a mí cerebro la idea de que tengo todo el derecho a expresarme, de cuestionar a quienes gobiernan. Que ellos no nos hacen un favor con su trabajo, mas bien nos prestan un servicio, y como clientes que somos tenemos todo el derecho a exigirles que lo hagan bien. Esas ideas han hecho que la navaja vaya desapareciendo lentamente de mi mente aun cuando algunos me recuerdan constantemente que está ahí. Y en cuanto al precio a pagar, pues desde que escribí por primera vez en el blog asumí las consecuencias que esto podía traerme.
      Figueredo le dijo a los Bayameses: “No temáis una muerte gloriosa …” y los Bayameses no temieron, la Patria los contemplaba con un orgullo del carajo.

  2. Me gusta mucho como te refieres a que todos debemos ser llamados “CIUDADANOS”, pues revolución o contrarevolución son palabras no definitorias, a fin de cuentas somos “ciudadanos que expresamos y comportamos según nuestros valores, satisfacciones o insatisfacciones”, de alguna forma debemos defendernos, aunque lo único que ganemos sea un buen navajazo sin nada de “gratuidades”, igual de qué nos sirve retirarnos si tales “beneficios” (los que mencionas) nunca los tendremos, y aún menos con los pensamientos ocultos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s