No han venido verme aun pero …

 

clip_image002

Foto: Taylor E. Torres Escalona

Por: Norges C. Rodríguez Almiñán.

Desde que empecé con esto del blog hace ya casi 2 años, vivo esperando que vengan a visitarme. Tengo hecho hace mucho tiempo un post que titulé “Me vinieron a ver” y que a modo de planilla tiene algunos campos en blanco con la intención de rellenarlos llegado el momento:

Siendo las _____ horas del día ___ del mes de ___________ de 201_, ha venido, finalmente, a verme el compañero ______________________________, con carnet de identidad # ________________________, miembro del Departamento __________________ , perteneciente al Comité de Base o Núcleo _______________ y con número de chapilla (si aplica) _____________

Así iniciaría aquel post que nunca he escrito pero que tenía preparado por las mil historias que me han hecho de otros blogueros a los que han ido a visitar.

Aun esos personajes oscuros no se han personado, no cara a cara, pero rondan como tiñosas, con todo el respeto que merece el ave, a mí alrededor.

Ya comenté hace unos días en mi perfil de Facebook las circunstancias extrañas y los motivos vanos por los que se me cerró el contrato trabajo en el Instituto Superior de Arte, justo luego de que cuestionara un calamitoso material audiovisual trasmitido por TeleSur sobre el acceso a internet en Cuba y luego de que además le preguntara al vicepresidente cubano porque no ofrecía fechas exactas para el acceso internet. Imagino que existan muchos más motivos que estos dos últimos, posiblemente tenga un cúmulo de “indisciplinas” anotadas en algún expediente acumulativo, como aquel de cuando éramos estudiantes, pero aun no las conozco e imagino que nadie me lo ha mostrado por la falta de argumentos sólidos que no vayan más allá de lo que alguien considera incorrecto.

Lo lamentable de la historia es el daño que le siguen haciendo al país cuando asumen, de la misma manera que en la década del 70 con su desafortunado quinquenio, el hecho de tener una opinión crítica y cuestionar la realidad como algo incorrecto y punible.

Lo peor, lo más triste de todo, es como se sigue profesando e incentivando el culto a la doble moral y como esta se aplica como modo de vida y algunos cubanos (un diplomático, un parlamentario, un intelectual o un pasajero de la ruta P1 de ómnibus urbanos) en pos de no perder sus puestos y privilegios de limosnas, faltan a sus principios, se dejan someter por el poder y todo lo putrefacto que a este le rodea.

Pero en esta historia no vale la pena cuestionar a nadie, al final y aunque algunos no lo noten, todos (hasta las tiñosas) son víctimas, son pacientes aquejados de ese síndrome con nombre de ciudad nórdica.

Estos hechos solo vienen a confirmar lo que ya sabía y tanto me duele de mi país.

Entonces amigos lectores nada cambia por aquí, seguiré saliendo (cada vez que encuentre donde conectarme) a la manigua virtual con la seguridad (no con aquella que ustedes conocen y detestan tanto como yo) de que la Patria me contempla con un orgullo del carajo.

clip_image004

Anuncios

Un comentario en “No han venido verme aun pero …

  1. Me cuadra este post. Un saludo, has logrado ironizar sobre algo tan serio como que te visiten esos tipos, delante de tu familia, de ancianos, de tus niños que luego preguntan “?quiénes son esos hombres, papá?”. te lo digo yo que lo viví hasta hace dos años.
    Luis Felipe Rojas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s