Estimados Cedersitas: Vianda liberada y pellejo sin grasa

Estándar

20140927_194723

 

Por: Norges Carlos Rodríguez Almiñán.

Mucho se ha dicho, a favor o en contra,  sobre los Comité de Defensa de la Revolución en los últimos tiempos. Algunos creen que la organización de masas está obsoleta, que no se ajusta a la nueva sociedad cubana por lo que debe ser eliminada. Otros plantean que debe reinventarse para adaptarse a las nuevas realidades y o tro grupo cree que está muy bien, que no hay nada que cambiar.

Yo nunca he tocado el tema pero hoy un amigo acaba de enviarme una foto que le hizo a un documento que repartieron en su CDR para que hiciera un comentario mi blog. Pero la verdad es que la foto no necesita comentarios.

Ahora los collares van pa afuera

Estándar

clip_image002

Foto: Norges C. Rodríguez Almiñán (*)

Por: Norges C. Rodríguez Almiñán

Hubo una reunión para otorgar, según los méritos, un ventilador Órbita. Pero se le salieron los collares y se quedó sin el ventilador que con el refrigerador venía. Ahora puedes ir a la reunión, después a un Bembé y pasas luego por la iglesia. Incluso puedes dejar de ir a la reunión (PCC) justificándote con un Bembé.

Mi madrina, la que me bautizó en por Iglesia Católica murió hace unos años. Ella hacia un Bembé todos los 4 de diciembre -Changó está en el rio, que vivan los jimaguas- y su hermana lo hace todavía el 17 –viejo Lázaro, milagroso San Lázaro­- de ese mismo mes. Yo iba a los dos “actividades religiosas” desde que recuerdo.

Hace unos años cogí Guerreros, mi madre tiene hecho Yemayá y el templo de San Benito de Palermo mantuvo la tradición a pesar de todo.

Aquí siempre hubo Congos, Carabalís, Lucumís y gente del Calabar.

Antes no se podía (era complicado) pero ahora: !Los collares van pa afuera!

Los cineastas ya ¿y nosotros cuando?

Estándar

1-muestra-joven-icaic-2014

Por: Norges C. Rodríguez Almiñán

Los cineastas cubanos quieren una Ley de Cine, pero no se han sentado a esperar que desde el poder se decida cómo y cuándo sucederá. Han tomado la iniciativa y desde “abajo”, con prácticas insólitamente horizontales, han exigido y propuesto sus demandas.

El hecho puede ser el precedente, y así lo esperaría yo, de una manera diferente de dialogar con quienes gobiernan. Además serviría para desmontar prácticas habitualmente imperativas desde el poder y pasivas desde el resto de la ciudadanía.

Muchas leyes esperan ser transformadas o elaboradas: Ley de Prensa/Comunicación, Ley Electoral, Código Civil y Penal, Código de Familia, Ley de Telecomunicaciones, Ley de Asociaciones (“congelada” hoy), etc. Y otras (Ley de Inversión Extranjera, Código de Trabajo, etc.) que aun cuando se han promulgado en los últimos tiempos, no han sido del agrado de algunos sectores de la sociedad y fueron aprobadas y “discutidas” por un Parlamento que dista mucho, según mi criterio, de lo que debería ser una entidad legislativa representativa de la ciudadanía en toda su diversidad. Ojalá esta actitud de los cineastas se replique y cada uno de nosotros pueda, bajo los preceptos de la democracia y la horizontalidad, reclamar y exigir cambios que permitan rediseñar el panorama legislativo cubano. Tambien allanaria el camino para esa Asamblea Constituyente que debe convocarse mas temprano que tarde. Continuar leyendo

¿Privada o Pública?

Estándar

Por: Norges C. Rodríguez Almiñán


Esto lo dejé en un debatillo de esos en los que me gusta meterme (en facebook), transparencia, necesitamos transparencia:
No creo que sea información privada la cantidad de negocios que hay en un país y el tipo de negocio. Tampoco el propietario del negocio. De esa manera podríamos saber por ejemplo cual es el % de “no blancos” por ejemplo, cuantos restaurantes hay en la capital, cuanto están en manos de hijos de militares y ministros. También deberían ser pública su Declaración Jurada, esa que sirve para deducir impuestos. Así sabríamos cuales son los negocios más exitosos. Todo esto para tener argumentos que desmientan o confirmen los “rumores” que aseguran que los ciudadanos cubanos de piel más clara son los más exitosos en el nuevo escenario económico y que además, los hijos de altos militares y ministros tienen los negocios más lucrativos. Y no está mal que un negocio sea lucrativo, lo que no está bien es que se logre en condiciones de competencia desiguales. Y que de alguna manera el cargo de los padres influya en eso (aduana e inspectores condescendientes, etc. etc. etc.). Continuar leyendo