Gente

Por: Norges C. Rodríguez Almiñán

¿Oye socio tu no serás de la gente?

Hace unos días un amigo me hizo la pregunta medio en broma y medio en serio. Yo que como buen cubano todo lo tiro a choteo pues le seguí la rima y sonriente le dije que no sabía de que me hablaba.  Él me aclaró luego: me refiero a “esta gente”, estos que se la pasan vigilando para saber lo que uno dice y piensa.

Mi amigo me hizo un listado de motivos por los cuales el creía pertenecía yo a “esta gente”:

1. Tienes un blog, desde una empresa estatal con una conexión pagada por el gobierno (esto me recuerda algo) y de vez en cuando hablas mal de ese mismo gobierno.

2. No te has reunido con Yoani aun, pero te he visto en fotos con blogueros izquierdosos que no regalan ningún elogio a los actuales gobernantes del país.

Leer más »

Sobre la petición de acceso a internet

Hace una semana me enteré que existía la plataforma change.org y lo primero que me vino a la mente fue hacer una petición al gobierno de mi país para que de una vez y por todas facilite el acceso a internet a precios módicos para el pueblo de Cuba. Pude hacer otras peticiones (un nuevo código de familia que consagre el matrimonio entre personas del mismo sexo, un mejor código de trabajo en el que no se discrimine por identidad de género u opinión política, que se reconozca el paro patronal y el derecho a huelga, una ley de prensa/comunicación, una ley de telecomunicaciones, una ley de inversión a secas, una nueva Constitución con su Asamblea Constituyente previa) pero no, en ese momento me vino a la mente el acceso a internet y así quedó.

Algunos pueden pensar que la petición chocará contra el mismo muro de indiferencia con el que han chocado otras demandas que han salido de esa porción de la ciudadanía “conectada” que no se conforma con sus conexiones “pagadas” por el gobierno y desea que sus conciudadanos desconectados tengan esa misma posibilidad, yo mismo puedo pensarlo a veces pero la solución no puede ser la de seguir “sentados” esperando. De todas maneras yo me sumo a cualquier iniciativa que desde la ciudadanía surja para exigir este u otro derecho, en esta plataforma (sería interesante una web http://www.cambio.cu) o quizás fuera del ciberespacio.

Por ahora comparto con los lectores del blog comentarios que han dejado durante esta semana los firmantes de la petición:

Luis A Paz. Habana, Cuba: Porque el costo de la vida esta mas que alto, y las telecomunicaciones e infocomunicaciones son un derecho fundamental que los estados deben garantizar y subsidiar.

Dieter Jackson. Portugal: Comunicacion con el mundo y acceso al conocimiento universal encontrado en Internet.

Rafael Gonzalez. Cuba: Porque es nuestro derecho, porque es imprescindible para la sobrevivencia cultural de la nación cubana.

Luis Eligio D Omni. La Habana, Cuba: Porque el pueblo cubano está viviendo en la mayor desinformación de todos los países civilizados del mundo, solo corea del Norte nos supera y la vergüenza es humillante!

Javier Ortiz La Habana, Cuba: Internet es un servicio más, no un lujo. Con altos precios, se limita su acceso a los sectores más pudientes de la sociedad cubana, excluyendo a la gran mayoría de los cubanos, tanto trabajadores como estudiantes. El deber de una empresa de comunicaciones es comunicar, no incomunicar. El General de Ejército Raúl Castro dijo, citando a Fidel: “La Revolución llega al triunfo sin compromisos con nadie en absoluto, sino con el pueblo, que es al único que le debe sus victorias.”

El Estado cubano tiene ahora el compromiso de conectar a su pueblo.

Armando Chaguaceda Xalapa, Mexico: Porque el acceso sin cortapisas a fuentes de información y comunicación como las provistas por Internet debe ser tan “humano” y tan “derecho” como el agua, la salud, la alimentación. Porque no hay justicia social posible sin el ejercicio de la autonomía y la libertad ciudadanos.

Eduardo Albelo Elizabeth, NJ: Es importante para mí porque el pueblo cubano tiene todo el derecho a tener acceso libre a la verdadera información, no manipulada y no censurada por partido político alguno.

Michel Matos. Italia: Simplemente porque si, no es necesario argumento ante la lógica…

Guennady Rodríguez Miami, FL: Para que los cubanos puedan contar con la misma rapidez y pluralidad de fuentes de información y comunicación que el resto del mundo y así tomar decisiones cada vez más responsables e informadas. Para que la creatividad e inteligencia colectivas puedan expresarse con la potencialidad de una economía del conocimiento y de redes colaborativas. Porque sin una internet libre y accesible, la isla no podrá entrar al siglo XXI, lo cual tendrá un costo incalculable para las siguientes generaciones. Retrasar el acceso masivo a internet debe igualar a los costos del embargo, la ineficiencia sistémica y las catástrofes naturales todas juntas.

Porque es lo ético y lo solidario de hacer.

Yaima Pardo Vedado, Cuba: Porque es esencial para construir una nueva nación donde tod@s podamos participar.

Alejandro Ulloa La Habana, Cuba: Porque soy cubano

Reynaldo de la Noval Havana, Cuba: La internet debería dejar de ser un lujo para nosotros y comenzar a ser una necesidad. Nuestro desarrollo tiene que ser proporcional a la tecnología, sino, seguiremos igual.

Yohan Gonzalez Duany Havana, Cuba: Porque si se volviera a actualizar la Carta Universal de los Derechos Humanos estoy seguro que se incluiría el derecho a la Internet no solo para los cubanos sino para todos los ciudadanos del Mundo y porque ningún Estado ni ningún Partido ni ningún Gobierno se puede dar el lujo de “regular” ni en nombre de ninguna ideología, ni ninguna supuesta privación económica.

Daniel Almenares Chacón. Madrid, España: Es un derecho que tenemos todos los cubanos vivamos donde vivamos pues la patria es de todos y en estos tiempos internet y el acceso a las redes de telecomunicaciones son una necesidad imperiosa.

Daniela Perera. Azerbaiyan: Soy mitad cubana y gran parte de mi familia vive allí, con los precios tan grotescos y conexión mediocre no es más que un robo a mano armada. Solo quiero no tener que pasar tanto trabajo para poder saber de mi familia. Internet es un derecho, una necesidad.

Oscar Visiedo Hialeah, FL: Porque se trata de un asunto de sentido común.

Alexis Cundejo. Maniwaki, Canada: Porque sin internet cada días nos alejamos de la civilización y nos acercamos mas al animal que fuimos.

Raquel Pérez. La Habana, Cuba: Porque le da a las personas la libertad de informarse o ver lo que desea en el momento que crea oportuno. Porque todas las publicaciones científicas y de cualquier índole se reciben frescas y no con obsoletos libros de textos que tienden ya a desaparecer. Porque se puede interactuar con gente, instituciones, etc de todo el planeta.

Yusnaby Pérez. La Habana, Cuba: El acceso a internet es un Derecho Humano, reconocido por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas. Exijo que toda la población cubana tenga acceso inmediato a la red de internet y no solo los extranjeros residentes como establece la prohibición. Basta ya de tanto control a la información, no somos niños chiquitos y este paternalismo está frenando nuestro desarrollo.

Exijo que TODOS los cubanos tengan acceso a internet !YA!

Jennifer Salas. Venezuela: Porque es una necesidad para la evolución del país en todo sentido, forma parte de la democracia que promulgamos.

Alberto de Jesús Terrero Ramírez. Republica Dominicana: Apoyo a la población cubana, para que amplíen su desarrollo tecnológico puesto que es un ítem actual en la sociedad y que amplíen sus conocimientos y habilidades con el uso del internet la cual es una base amplia y detallada de información.

Arian Jesús Pérez Pérez. Cienfuegos, Cuba: Internet es vital en estos tiempos para estar informado, comunicarse y mucho mas. Todos los cubanos deben tener acceso, pero también hay que pedir a los socios del norte que aflojen para que todo eso sea posible. No estamos ciegos.

Michael N. Landis Guilford, VT: Estimado Ministro Maimir Mesa Ramos, Por favor, considere que permite acceso a bajo costo, universal y de alta velocidad a internet para todos los ciudadanos cubanos. Este acceso es de vital importancia para Cuba a entrar verdaderamente el siglo XXI y para que sus ciudadanos sean verdaderamente productivos y para alcanzar su mayor potencial. Como sabes, internet es una herramienta vital, que amplía el potencial de cada uno de nosotros, incluso los jubilados como yo. Por lo tanto, yo, peticionar a las reuniones del Consejo de Ministros, y en sesiones plenarias para impulsar este acceso. Atentamente, Michael N. Landis, un amigo de Cuba y su Revolución. [miembro de la Brigada Venceremos de 1969- 70; visitante a Cuba en 1959, 1696-70, 2004, 2006, 2008, 2010 y 2012]

Harold Cardenas Lema. Matanzas: Un país no puede estar al margen de la tecnología por muchos desafíos que esta implique, una Revolución no puede temerle al desarrollo porque puede perecer. Ahora mismo lo mas revolucionario, es impulsar el desarrollo. Cada día estoy más seguro de que el miedo a cambiar es el peor enemigo del proyecto político nacional, en este caso, el miedo a la tecnología (sin olvidar las circunstancias externas) es el mayor enemigo de la llegada de Internet a Cuba.

Aurelio Alonso sobre Espacio Laical

aurelio

La presente entrevista forma parte de la tesis de licenciatura de David Concho, estudiante de periodismo de la Facultad de Comunicación de la UH, relacionada con la revista Espacio Laical. La misma de discutió exitosamente y está disponible en la biblioteca de dicha facultad. Prestigiosos intelectuales cubanos desentrañan su vínculo con la publicación habanera.

Aurelio Alonso sobre Espacio Laical (págs. 114-116)

Por David Corcho

¿Qué razones de carácter histórico o político han permitido que E.L. tenga un lugar de enunciación en el ámbito público cubano?

Yo pienso que la aparición de E.L. se inscribe en una corriente de renovación de la Iglesia católica que cobra aliento sobre todo después del anuncio de la visita de Juan Pablo II a Cuba. Aunque ya era algo que venía avanzando desde antes del derrumbe del campo socialista, pero bien, es sobre todo después de la visita de Juan Pablo, dentro de esa política de apertura, de influencia renovada en la sociedad cubana.Leer más »

Lenier y Roberto explican su salida de Espacio Laical

 

portadaPor: Roberto Veiga y Lenier González

Con motivo de las reacciones mediáticas causadas por un pequeño mensaje enviado a un grupo de 16 colaboradores de Espacio Laical queremos compartir las siguientes consideraciones:

El pasado 2 de mayo solicitamos nuestra renuncia como editores de la revista al cardenal Jaime Ortega, a través de la figura de Gustavo Andújar Robles, recién nombrado director de la publicación. Era la tercera vez, en los últimos dos años, que pedíamos nuestra dimisión. En el día de ayer se nos informó que finalmente había sido aceptada por el también Arzobispo de La Habana. Las dos peticiones anteriores nunca fueron aprobadas por el Cardenal. En ese entonces, por consideración a su persona aceptamos continuar ejerciendo nuestras funciones.

En la nota de despedida enviada a estas 16 personas (colaboradores cercanos de la publicación y amigos), y que llegó a manos de la prensa, afirmamos que “fuimos liberados de nuestras obligaciones”. Muchos medios, en un principio, expresaron que “habíamos sido destituidos”. Reconocemos que la frase se prestaba a equívocos, dando lugar a un incidente muy desagradable, pues en el contexto de la renuncia acordamos con la dirección de la revista darle bajo perfil a nuestra salida y, en un inicio, no hablar con la prensa. Reiteramos que abandonamos Espacio Laical por nuestra propia voluntad y no como fruto de ninguna destitución. El término “liberados de nuestras obligaciones” se refería, en efecto, a la aprobación de nuestra renuncia por parte del Cardenal.

El motivo principal que nos llevó a solicitar nuestra dimisión como editores ha estado relacionado con la polémica que genera, en determinados sectores de la comunidad eclesial, el perfil socio-político de la publicación. Esta problemática ha sido causa de tensiones que se han proyectado sobre la figura del Cardenal-Arzobispo y sobre nuestras personas. En tal sentido, creímos oportuno –y así lo seguimos pensando– que no era moralmente adecuado seguir conduciendo una publicación que provocaba divisiones dentro de la propia comunidad eclesial, donde se encuentran las posiciones de quienes piensan que la Iglesia no debe inmiscuirse “en política” y los que creen que no debe abrir sus espacios a todos los actores de la sociedad civil cubana. En tal sentido, y en concordancia con lo anteriormente expuesto, llegamos a comprender la imposibilidad de mantener el cauce editorial de la revista Espacio Laical tal y como ha sido hasta nuestros días.

Hasta cierto punto nos conmueve que una comunicación privada, para amigos, como fue el correo electrónico enviado a estas 16 personas, se convirtiera en motivo de preocupación para tantos hombres y mujeres, dentro y fuera de Cuba, que inmediatamente nos mostraron su cercanía y preocupación. Igualmente, lamentamos el tono agresivo y desproporcionado de la Nota de Gustavo Andújar hecha pública este miércoles.

Humildemente pedimos disculpas si hemos agraviado a alguien alguna vez en estos 10 años. Agradecemos a todos los colaboradores de Espacio Laical, los verdaderos protagonistas de esta aventura, sin los cuales nada hubiese sido posible. Siempre nos hemos considerado simples servidores. También hacemos pública nuestra gratitud al cardenal Jaime Ortega por apoyar nuestra gestión, hasta donde le fue posible. Igualmente, reconocemos con mucho cariño el trabajo desempeñado por el querido padre Carlos Manuel de Céspedes, por su lealtad sin fisuras y por señalarnos el camino y la serenidad de espíritu para recorrerlo.

Hacemos votos por el éxito de la gestión del nuevo equipo editorial y su director, para que sigan sirviendo a nuestro país y a la Iglesia con la impronta del Papa Francisco.

Finalmente, hacemos votos por Cuba, nuestra querida Patria, por la que seguiremos trabajando con la misma pasión de estos últimos 10 años, implorando, desde nuestra pequeñez, la gracia de Dios y de la Virgen de la Caridad del Cobre.